2012: UN TIEMPO DE CAMBIO EXTRAORDINARIO

El futurista John L. Petersen predijo el colapso financiero global con una exactitud sorprendente. Ahora, este vidente sagaz está rastreando los vientos de cambio que él siente están destinados a eliminar completamente los cimientos de nuestra sociedad actual y preparar el camino para algo completamente nuevo.
Entrevista de Carter Phipps

En la tentativa de predecir el futuro, el asesor financiero Peter Drucker una vez comentó: “Es como tratar de conducir de noche en un camino rural sin luces mientras se mira por la ventanilla trasera”. En efecto, cuando se examina con detalle el libro Una visión del 2012: Planificando para un Cambio Extraordinario, no es pesimista. Su autor es, de hecho, sorprendentemente positivo sobre las perspectivas a largo plazo de la humanidad. Él puede vernos entrando en aguas extremadamente tormentosas, pero siente que aquellos mares turbulentos son necesarios para inducir las transformaciones tremendamente necesarias que pueden de hecho rehacer nuestra sociedad. ¿Nos atrevemos a sentirnos tan relajados frente a las catástrofes que se aproximan? A los ojos de este pronosticador profético, tales impactos del sistema son simplemente el precio inevitable de vivir en un tiempo de cambio extraordinario. John L. Petersen es un futurista y el fundador de la bola de cristal del Arlington Institute y, sea uno un futurista o un adivino, la experiencia probablemente hará de todos nosotros hombres y mujeres humildes. Por eso es particularmente significativo cuando alguien sale, se arriesga, apuesta su reputación en una predicción polémica -y luego se prueba que está completamente correcta.

Conozca a John Petersen

Petersen es el fundador y director de The Arlington Institute, formado por un grupo de expertos que ha hecho una especialidad la de ayudar a sus clientes a anticipar y planificar para el cambio rápido e imprevisible. Los pensamientos siempre interesantes de Petersen sobre el futuro han aparecido en las páginas de EnlightenNext anteriormente y su boletín de noticias por correo electrónico FUTUREdition ha sido por largo tiempo lectura obligada para aquellos interesados en mantenerse al tanto sobre las fronteras del conocimiento humano.

En agosto de 2006, recibí un correo electrónico de The Arlington Institute, firmado por Petersen, que contenía una advertencia atemorizante. Las finanzas del mundo, aseguraba, fueron sobreexigidas, sobreapalancadas y sobreexpuestas al mercado inmobiliario estadounidense, creando las condiciones para un pánico financiero que probablemente se desplegaría en el futuro próximo. Petersen se estaba arriesgando, pensé, haciendo lo que tantos otros, incluyendo a los futuristas, aborrecen hacer -hacer predicciones especificas con fechas especificas y haciéndolo en público.

Normalmente, yo podría haber descartado tal pronóstico pesimista y triste por alarmista y no tomarlo en serio. Pero Petersen no es el tipo de persona que uno desestima a la ligera. Con formación militar (es veterano de las guerras de Vietnam y del Golfo Pérsico), tiempo servido en varios cargos en el aparato de seguridad nacional, y una inclinación científica por el análisis basado en hechos, Petersen posee una actitud pragmática, sensata que le ha hecho ganar respeto al interior del Pentágono y en los pasillos de Capitol Hill.

No obstante, sus intereses son extremadamente eclécticos y frustrarían intentos de categorizarlo fácilmente, ideológica o filosóficamente. Cualquier día de estos, probablemente él almuerce con un coronel de la Fuerza Aérea, un físico inconformista o un psíquico de la Nueva Era. Entre sus conocidos él cuenta con figuras filosóficamente tan distintas como Newt Gingrich, el ex director de la CIA James Woolsey, el profeta del 2012 Daniel Pinchbeck, el gurú tecnológico Ray Kurzweil, y el apasionado por los OVNIs Whitley Strieber.

Y su interés reciente en el trabajo de Rudolf Steiner y el maestro indio Sri Bhagavan muestra que sus intereses espirituales se han acelerado en los últimos años  también, añadiendo otro giro sorprendente al curriculum de este futurista poco convencional que se ha hecho un nombre en el campo de las conferencias. La historia reciente ha sido más que indulgente con la predicción de Petersen del colapso financiero, una verdad reivindicadora que da un cierto grado de seriedad a sus otras predicciones sobre nuestro futuro global a mediano plazo. En efecto, la bola de cristal de Petersen se ha vuelto cada vez más pesimista y cuando lo llamé el invierno pasado para obtener su perspectiva sobre nuestra actual recesión mundial, sus sentimientos apocalípticos no calmaron exactamente mis preocupaciones. Pero no me malinterprete. Este sabio tolerante, cuyo libro reciente se titula A Vision for 2012: Planning for Extraordinary Change, no es pesimista. Él es, de hecho, sorprendentemente optimista sobre las perspectivas a largo plazo de la humanidad. Él puede ver que nos dirigimos a aguas extremadamente embravecidas, pero siente que aquellos mares turbulentos son necesarios para inducir las transformaciones altamente necesarias que puedan rehacer verdaderamente nuestra sociedad.

¿Nos atrevemos a ser tan superficiales frente a las próximas catástrofes? A los ojos de este pronosticador profético, tales shocks del sistema son simplemente el precio inevitable de vivir en un tiempo de cambio extraordinario.

ENLIGHTENNEXT (EN): Su nuevo libro se llama Una visión del 2012: Planificando para un Cambio Estraordinario. Es una investigación acerca de las formas en que el mundo podría cambiar muy dramáticamente en la próxima década. Usted siempre consigue capturar una amplia gama de perspectivas en su trabajo, y este libro refleja eso también. Usted fue una de las pocas personas que claramente predijo el actual colapso financiero. Advirtió que las finanzas mundiales estaban encerradas en el mercado inmobiliario en EE.UU. y predijo la caída en...

JOHN PETERSEN (JP): ... 2006. El Arlington Institute patrocinó una presentación en que se establecía mes a mes cuando se iniciaría (en diciembre de 2007) y lo que sucedería en enero, lo que ocurriría en marzo, y así sucesivamente.

EN: Me acuerdo de haber leído aquellos informes y preguntado si ellos resultarían ser verdaderos. Ellos resultaron ser muy ciertos, y ahora hemos visto todo el asunto desplegarse. Entonces, ¿qué ve  en su bola de cristal hoy?

JP: Pienso que aparentemente empeora mucho antes de mejorar. Quiero decir, hay un par de formas de verlo. Pero podemos comenzar diciendo que todas las tentativas del gobierno para tratar los problemas financieros son variaciones de lo que ellos han hecho en el pasado. No hay ninguna tentativa de hacer un cambio sistémico o fundamental en este momento. Sólo están tratando de inflar  nuevamente un globo que se ha desinflado. Por una parte, desde el punto de vista político, está claro que ellos tienen que hacer algo. Tienen que tratar de reactivar la economía, y la única institución que es lo suficientemente grande para hacer eso es el gobierno. Pero pienso que probablemente lo que suceda pronto es que vamos a ver una pérdida de confianza en la capacidad del gobierno de solucionar esta cosa. También me preocupa que va a haber grandes fracasos en cascada y quiebras. Acabamos de identificar recientemente problemas posibles con el mercado de seguros, por ejemplo, que puede terminar costando otros $400 billones de dólares y el gobierno está sugiriendo ahora que tendrán que invertir a lo menos $2 trillones de dólares antes de que esto haya terminado. Otros dicen que se requerirá más que esto. Todo esto podría conducir a un período de hiperinflación donde todos tengan miedo de que su dinero pierda valor y comiencen a aumentar los precios. Por sobre todo esto, hay un número creciente de personas que sugieren que a mitad de año el mercado de valores podría desplomarse. Y el gran factor imprevisible, son los derivados financieros en todo el sistema financiero global, que comúnmente se estiman en $600 trillones de dólares.

EN: ¿$600 trillones de dólares?!

JP: Bien, si, esa es la cifra comúnmente reportada la cual es el total de derivados de crédito con cotización oficial. El PIB estadounidense total es $14 trillones de dólares aproximadamente, para darle un sentido relativo al tamaño de aquel número. The Bank of International Settlements dice, sin embargo, que cuando usted los cuenta todos, el valor real de los derivados pendientes es de $1.114 cuatrillones de dólares, o $190,000 dólares por cada individuo en el planeta. Éstas son apuestas de casino, sin valor de activo subyacente, que dependen completamente de la confianza en el sistema. Si no se ve que esta situación se va a arreglar -y el casino no va a ser capaz de pagar-  entonces la confianza se evaporará. Por lo tanto yo podría ver un colapso en cámara lenta sucediendo a principios del tercer trimestre de este año, y esto podría paralizar completamente la economía global. Hacia el final del año o antes, podríamos tener dudas reales sobre la viabilidad del dólar. Tal vez tendremos nuevas divisas e incluso conflictos civiles. Este va a ser un año muy interesante, muy disruptivo. Lo que usted está observando, me parece a mí, es el colapso del viejo sistema. Y no hay ningún modo de arreglarlo sin abordarlo en  términos sistémicos, fundamentales, rediseñando el sistema, construyendo un nuevo mundo. Mi conjetura es que la administración Obama no comprenderá eso hasta alrededor de octubre o noviembre.
Por supuesto para entonces habrá una serie completa de diferentes problemas que tratar. Nassim Nicholas Taleb, el autor del The Black Swan (El Cisne Negro), ha sugerido que este acontecimiento financiero tiene el potencial de ser la situación más grande desde la Revolución americana, más grande que cualquier cosa que haya ocurrido alguna vez en la historia de nuestro país.

EN: ¿Qué piensa de la nueva administración?

JP: Pienso que Obama es un hombre maravilloso, pero tiene un trabajo muy duro. La realidad de la política consiste en que es casi imposible para él cambiar realmente el sistema hasta que éste haya fallado. Lo que usted tiene es un grupo de políticos que no comprenden el hecho que nos estamos cayendo a un acantilado, en consecuencia, ellos discuten sobre la configuración de la silla de cubierta del Titanic. Estos son tiempos históricos para nuestro país pero también para el mundo, porque estamos todos muy fuertemente conectados.

EN: No es como en la depresión, donde se tenía un aislamiento relativo comparado con nuestro sistema hoy.

JP: No, el sistema completo no se derrumbó entonces. Esta vez, probablemente todo el sistema  va a estar amenazado de modo significativo.

EN: Las noticias financieras son dramáticas en este momento, pero su trabajo abarca mucho más que el mundo financiero. Usted está rastreando la crisis energética y el tema del peak del petróleo, además usted está observando muchas otras áreas sistémicas que pueden experimentar transformaciones rápidas durante los próximos años.

JP: Sí. El presidente de la compañía petrolera Total en Francia, por ejemplo, está diciendo ahora que hemos alcanzado el punto máximo en términos del petróleo que puede ser bombeado en forma económica. La producción petrolífera global ha sido la misma durante los últimos tres años, y cada dos años a lo largo de nuestra vida ha aumentado considerablemente. Se está diciendo que el costo de producción es tan alto que Total probablemente nunca bombeará más petróleo del que ellos están bombeando ahora. Por lo tanto la realidad de nuestra crisis energética comienza a trabajar por sí misma en el sistema. Si usted coloca esto además de la crisis financiera, se agrava la complejidad de la situación y pierde toda la capacidad convencional de entender lo que realmente está pasando.
Por lo tanto, este es un asunto serio. También, mi predicción es que vamos a tener más perturbaciones climáticas en los próximos meses y años. Mi impresión es que estamos al inicio de una era glacial, no calentamiento global.

EN:¿Una era de hielo? Recuerdo que la gente hablaba sobre eso en los años setenta, pero no oigo eso ahora.

JP: Como la religión, la ciencia tiene su teología y dogma que la mayoría cree, a menudo sin considerar la validez de las teorías subyacentes y datos de respaldo. Esto se convierte en la sabiduría convencional. Hoy, hay un efecto de "subirse al carro" donde casi todos los científicos se han subido en esta idea de que lo que experimentamos es calentamiento global. Ellos dirigen sus pequeños modelos simples y dicen que el mundo va a cocinarse íntegramente hacia 2030 o algo así.
Pero la verdad es que nosotros realmente estamos en una etapa incipiente en nuestra capacidad para hacer una proyección este tipo de cosas. Los modelos climáticos son relativamente muy primitivos aún. Hay también evidencia de que Marte, Plutón y Neptuno se están calentando también. Entonces este recalentamiento actual no es sólo en la tierra, lo que significa que esto puede no ser resultado de los seres humanos. ¿Qué le está pasando al sol para causar que los otros planetas se calienten? Y luego hay científicos que están comenzando a decir que el clima realmente está determinado por los océanos y que los vientos sobre los océanos tienen muy alta influencia en el clima; los pequeños cambios del patrón general del viento afectan la situación total del clima global. Quizás aquello está rigiendo nuestro cambio climático. Eso hace que uno se pregunte: ¿Qué cambió los patrones de viento?. Bien, ha habido un aumento en el número de volcanes terrestres. Tal vez, hay un aumento en el número de volcanes submarinos con calentamiento localizado de lugares en el océano. Pero en general, yo sospecharía que probablemente vamos a experimentar una mini época glacial más que un período extendido de calentamiento. Claramente hay un acontecimiento de cambio climático, pero si esto es calentamiento global es incierto.

EN: Algunos se han preocupado que con el cambio de clima, la inquietud mayor no es que la tierra se pudiera calentar lentamente, sino que podría cambiar muy rápidamente. El sistema entero podría cambiar repentinamente.

JP: Sí, el cambio climático rápido. Eso es lo realmente complicado, porque usted no puede adaptarse a ello. Esto es un impacto para la agricultura porque la temperatura cambia muy rápidamente y porque tenemos todos estos cultivos monoculturales generados para condiciones climáticas específicas. El sistema agrícola sería presionado para adaptarse, lo que influiría, por supuesto, considerablemente en las economías del mundo también. Entonces, en general, sólo hay una combinación interesante de situaciones que están ocurriendo.

EN: Sí, vaya cuadro. ¿Y noticias buenas? ¿Hay alguna noticia buena?

JP: Sí, hay muchas noticias buenas. Pero lo que usted tiene que hacer es abandonar los detalles a corto plazo de todo esto. Los lectores de EnlightenNext apreciarán esto. Si usted se apega a este sistema actual y da energía a todas las cosas negativas que están pasando, usted será arrastrado con ello en el proceso. Será muy doloroso. Entonces lo que debemos hacer es aprender a como trascender a toda esta disrupción, focalizándonos en un nuevo mundo, y poner nuestras energías para manifestar esa nueva realidad.
Esta es una posición interesante en la historia del planeta, me parece a mí. Estamos pasando por una transición trascendental, una perturbación substancial, un salto evolucionario extraordinario en términos de la vida en este planeta en general y estamos viendo la evolución de un nuevo tipo de ser humano en el proceso. Nuestro rol es construir un nuevo mundo. Tenemos que comenzar a construir una imagen en nuestras mentes, una visión de cómo va a ser la apariencia de este nuevo mundo, quiénes serán los nuevos seres humanos y cómo van a funcionar. ¿Cuáles son los nuevos principios bajo los cuales ellos operarán, los nuevos sistemas e instituciones? Estamos muy involucrados en el proceso, me parece a mí, de ser los actores principales en el rediseño de una forma de vida totalmente nueva.

EN: Si usted ejerce presión y tensión sobre un sistema, cualquier sistema, esto ayuda a crear el cambio. Pero parecería que el truco con cualquier crisis como la que estamos pasando es que haya un desafío suficiente para crear el impulso para el cambio positivo. Pero no se quiere un colapso total porque entonces la gente tiende a retroceder en la jerarquía de necesidades de Maslow. Por consiguiente, si usted tiene razón, ¿cómo superamos ese proceso? Hay un deseo de cambio positivo, de una transformación y replanteamiento de nuestros sistemas desde los cimientos, pero al mismo tiempo, si nadie puede comer, todo lo que usted tiene es desastre, no evolución.

JP: Sí, esto es muy importante. Pienso en ello en términos de niveles de impacto potencial. En un nivel, hay shocks como el 11/9 que conmocionan a todo el mundo. Ellos ponen barreras concretas alrededor de Washington, D.C., y hacen que la gente se quite la mitad su ropa antes de subirse a los aviones.
Pero esto no cambia el sistema. Al final, volvemos a la forma en que las cosas eran. Eso es el extremo inferior del espectro. En el extremo superior del espectro se trata de un shock tan grande que amenaza el sistema completo, como el Huracán Katrina. Su atención se orienta a la supervivencia y protección de su familia. De eso es de lo que usted está hablando. Usted desciende en la jerarquía de Maslow.
De acuerdo a mi forma de pensar, se baja a dos escenarios generales para el futuro: con Internet y sin Internet. Si usted no tiene Internet, entonces algo realmente nefasto ocurrió y usted tiene un conjunto completamente nuevo de problemas. Pero si tiene Internet, entonces el impacto no fue tan desastroso como para que todo se desplomara.
Por lo tanto, no queremos una crisis que sea tan grave que colapse todo el sistema. Queremos una clase de alteración termino medio sutilmente calculada que asuste a todo el mundo, los agarre por las solapas, y digan, “¡No podemos hacer esto nunca más!”. Esto convence a todos de que deben rediseñar sus vidas, pero no se pierde la infraestructura. Usted puede reconstruir en torno a algo en vez de reconstruir toda la infraestructura.

EN: ¿A qué piensa Usted que nos estamos dirigiendo?

JP: Cualquiera de estos escenarios es claramente posible. Si no manejamos esta transición bien, podríamos perderlo todo. Al mismo tiempo, no creo que sea posible llegar a donde necesitamos ir sin que el actual sistema se vaya de algún modo. Tiene que haber un vacío producido por la salida del antiguo sistema antes de que un nuevo paradigma pueda emerger. La clave es tener una alternativa al modelo antiguo que esté lista para ser puesta en marcha.
Por un par de razones, parece que esta clase de vuelco trascendental se está gestando. Número uno, el antiguo sistema tiene falencias estructurales y filosóficas que no son sostenibles simplemente. Y dos, si usted vuelve atrás en la historia, cada vez que hubo un cambio trascendental en la evolución biológica o cultural, durante un período relativamente corto de tiempo se rehizo completamente el paradigma total, un cambio completo en la forma en que la vida entera funcionaba. Hay un ciclo regular para estos acontecimientos trascendentales, y ahora se espera uno.
Entonces, me parece probable que el sistema actual colapse y esto va a generar un vacío. Y en aquel vacío hay una oportunidad para toda clase de nuevas ideas, nuevas perspectivas y nuevos puntos de vista para ser introducidos por personas bien intencionadas e iluminadas que ven el mundo en términos fundamentalmente diferentes. Hablo de personas que están relacionadas a reinos espirituales más amplios y se ven así mismos como parte de una realidad mucho más grande que esta noción estrecha de un mundo material donde sólo lo que está justo frente a nosotros es verdadero y real. Entonces, es extraordinario y asombroso que consigamos jugar un papel en esto.

EN: Entonces es este un proceso de varios años e incluso varias décadas?

JP: No, he encontrado dieciséis diferentes indicadores, aparentemente independientes y todos sugieren que el 2012 es una especie de tiempo de transición particularmente importante que da comienzo a una nueva era. Hay una buena razón para creer que los próximos tres años realmente girarán el  sistema y abrirán la posibilidad de un nuevo mundo … si estamos a la altura de las circunstancias.

EN: Han hablado sobre el año 2012 todo tipo de personas. Lo más famoso es el fin del calendario Maya. Pero no hay nada en su libro que sea particularmente  esotérico o Nueva Era. Quiero decir, ¡Newt Gingrich lo respaldó! Usted está conversando con gente de ciencia, tecnología, futuristas, expertos que cruzan el espectro. ¿Quién, a su parecer, ha sido particularmente profético pensando acerca de estas dinámicas?

JP: Bien, mi editor me preguntó: "¿Qué escribirías si pudieras dar el libro al nuevo presidente para ayudarle a afrontar este próximo período de tiempo?" Por eso escogí el 2012, porque es el fin de la primera administración Obama. El libro es realmente práctico. Es sobre cómo enfrentar el cambio a gran escala, ya sea Usted un individuo, una organización o un gobierno. ¿Cómo piensa Usted en forma sistemática en él? ¿Cómo planifica Usted para el cambio extraordinario? Pero, en términos de las personas que están reflexionando sobre el 2012 hay un espectro completo. Va desde Daniel Pinchbeck, el autor de 2012: The Return of Quetzalcoatl (2012: El regreso del Quetzalcoatl), hasta algunos ancianos indígenas en los Estados Unidos y otros países. Entonces hay psíquicos y videntes remotos, Terence McKenna, maestros espirituales, toda clases de personas diferentes. Hay gente que rastrea los ciclos sociales y planetarios largos y algunos, como William Strauss y Neil Howe, que rastrean ciclos más cortos.
Usted puede elegir qué tan lejos y excéntrico usted quiere ser; hay parámetros para todos y cada uno. Pero todos ellos señalan el hecho de que algo realmente grande viene ahora. Hay demasiado cosas sucediendo para no creer que estamos en uno de estos acontecimientos evolucionarios trascendentales.

EN: Si lo que usted dice es cierto y hay realmente una crisis importante, entonces supongo que proporciona un espacio abierto a la gente para participar con nuevas ideas.

JP: ¡Absolutamente! La necesidad es la madre de la invención.

EN: Como mencionara, una gran parte del desafío actual es la crisis energética y la necesidad de alternativas al petróleo y combustibles fósiles. ¿Qué es lo último en ese ámbito?

JP: Bien, estoy convencido que vamos a tener innovaciones en términos de energía. Realmente parece que hay una convergencia de capacidades que revelan que en los próximos dieciocho meses podrían hacer una realidad práctica la fusión fría o la energía de punto cero. Ciertamente, existe una gran cantidad de dinero que busca una energía alternativa por razones obvias y esto necesariamente alienta a las personas que están buscando una salida a estos temas. Y como dije, cuando el presidente de Total está hablando del peak del petróleo, esta situación hace más aceptable para las agencias gubernamentales, tales como National Science Fundation, financiar estas cosas. Existe ahora un incentivo económico comúnmente comprendido para intentar hacer que las nuevas tecnologías se desarrollen. Por lo tanto me siento igualmente motivado. Mi predicción es que este será un mundo completamente eléctrico en veinte o veinticinco años a partir de ahora. La única pregunta es cómo producir la electricidad para todo, calefacción y luz, transporte, etc. Eso abre todo tipo de oportunidades para nuevas formas de generar electricidad que no involucren chimeneas industriales y contaminantes.

EN: ¿Considerando todo lo que usted ha dicho que consejo le daría a la gente?

JP: Todo se reduce a ver con qué grado de seriedad Ustedes piensan hacer algo al respecto. Creo que la vida funciona de maneras extrañas y como he sugerido, nuestra conciencia es causal. Esto quiere decir que si usted decide que es muy importante hacer algo sobre todo esto, las cosas comenzarán a ocurrir y la gente aparecerá en su vida y los libros pondrán de manifiesto lo que es adecuado. Pero primero tiene que tomar la decisión. Tiene que ser una decisión seria, tranquila, explícita, con mucha intención detrás. Luego las soluciones comienzan a surgir y son diferentes para las diferentes personas. Al mismo tiempo, pienso que es muy importante que estemos abiertos a las alternativas y totalmente preparados para considerar cosas que son no convencionales, porque si usted se encierra en el convencionalismo, no lo va a lograr desde esta posición.
Estoy hablando de un compromiso de una mente abierta al cambio.

EN: Cuáles son sus propios planes para el año? Existe algún ángulo especial en el cual usted esté enfocado?

JP: Bueno, pienso que ustedes en EnlightenNext están hablando acerca del nuevo ser humano, y yo estoy tratando de pensar en cómo va a ser el nuevo mundo. ¿Cómo va a funcionar? ¿Cómo va a ser la nueva economía? ¿Cómo va a ser el nuevo gobierno? ¿Cómo van a trabajar las nuevas  instituciones? ¿Cómo va a ser el mundo basado en la cooperación o en la unidad, o cómo quiere Usted referirse a esta orientación basada en la inclusividad, interdependencia y el amor? Todas las instituciones que tenemos ahora están construidas en base a la competencia. Tenemos que inventar una nueva estructura. De esta forma me he ido involucrando con algunos grupos que están interesados en la construcción de prototipos de cómo este nuevo mundo será en términos de sus comunidades. Ellos están comenzando con un terreno al aire libre en alguna parte y preguntándose: “¿Cómo diseñaría una nueva comunidad que operara con un nuevo sistema económico, un nuevo sistema gubernamental, un nuevo sistema social y un sistema agrícola que sea auto sustentable?” Alguien tiene que comenzar a construir estos prototipos y eso es lo que es interesante para mí.

VER: LOS CAMBIOS MÁS SIGNIFICATIVOS PARA LOS PRÓXIMOS TRES AÑOS

Traducción: Marcela González

Regresar a la lista de contenidos de esta edición.